top of page

Agenda mensual de agosto: El FMI en el interregno electoral

Descargalo acá


Resumen Ejecutivo


● La última semana se aprobó una nueva versión del acuerdo con el FMI. Esto significó


que las PASO se realizaran en un marco de elevada incertidumbre, pagando


vencimientos con préstamos a corto plazo y alcanzando un rojo en las reservas que


alimentó las expectativas de devaluación. La próxima revisión está prevista para


noviembre.


● Las metas implican un mayor ajuste en materia fiscal, impiden una desinflación (en


tanto prevén aumentos del tipo de cambio y las tarifas) y fuerzan al endeudamiento con


el sector privado por las restricciones al financiamiento monetario. La meta de


acumulación de reservas es incumplible.


● Tras las PASO y con el objetivo de aumentar su margen de maniobra, el gobierno optó


por un salto devaluatorio del 22%, con impacto inmediato en los precios y el salario real,


que se suma a los efectos inflacionarios de las medidas adoptadas a principios de mes.


● El escenario de cara a las próximas elecciones es complicado: la devaluación y la


recesión tal vez permitan una menor presión sobre el sector externo, pero en ausencia


de medidas fiscales difícilmente permita revertir las condiciones en las que llegó a las


PASO.


● La estrategia adoptada parece responder a un intento de conjugar el objetivo de


estabilidad con el objetivo de incrementar el poder adquisitivo. Los riesgos son que la


caída del salario real y el incremento de la inflación iniciales pesen más en el electorado


que la recuperación posterior, o que la apreciación se muestre insostenible antes las


próximas elecciones, requiriendo una nueva devaluación.


Descargalo acá

bottom of page